Cuando hablamos de reformar una estancia de la casa, automáticamente pensamos en obra, sobre todo si hablamos del baño o de la cocina. En esta ocasión te vamos a demostrar que no es así, que es posible hacer cambios y renovar la cocina para darle un toque más moderno sin tener que comprometerte con obras pesadas.

Dale un toque de color

Esta es una reforma muy sencilla. Solo pinta la cocina de otro color. Si optas por esta opción para renovar tu cocina, expertos como èggo recomiendan elegir colores claros y llamativos. De hecho, dan más luz y una sensación de espacio. Los colores más fuertes y los contrastes son más apropiados. Por eso, una mano de pintura en las paredes siempre es una buena opción. Puedes elegir colores más vivos que contrasten con tus muebles, unificar el espacio pintando la puerta del mismo color para que parezca más amplia y reservar espacio para aplicar pintura de pizarra. Esta opción es la última tendencia porque permite utilizar el espacio para anotar actividades, recetas, dejar mensajes y darle un toque súper moderno al espacio.

Quitar baldosas viejas

Esta alternativa requiere un poco más de trabajo, pero el resultado puede ser muy interesante. Consiste en hacer desaparecer las baldosas enmasillando las juntas y aplicando pintura sobre ellas. Si no quieres deshacerte de las baldosas, existen en el mercado pinturas especiales para baldosas.

Cambiar el plan de trabajo

Es una gran manera de renovar la cocina. La encimera es un elemento muy importante en esta estancia. Y una forma de hacer que se vea diferente es reemplazarlo con otro modelo de un material o color diferente. Hoy en día, las encimeras de mármol y las de materiales sintéticos son muy populares.

Cambiar las manijas

A veces, el cambio que necesita tu cocina es simplemente reemplazar algunos pequeños detalles, como las manijas. Estos elementos se deterioran y se vuelven feos con el tiempo. Y las diferentes tendencias hacen necesario cambiarlas periódicamente. Reemplazar manijas viejas por nuevas es un cambio simple y económico.

Iluminación LED

Con este cambio, no solo le das un nuevo aire a la cocina, sino que también ganas en eficiencia energética. La instalación de varios puntos de luz sobre la encimera o bajo los muebles facilita el trabajo en la cocina. Para este cambio, las tiras LED son una opción inmejorable.

pintar los muebles

Una mano de pintura arregla casi todo. Y como decía al principio, si lo deseas, puedes pintar las paredes al igual que los muebles. En este último caso, es necesario optar por una pintura especial que dé un toque diferente al mueble y lo proteja.

Renovar grifos

La última propuesta para reformar la cocina sin tener que hacer ninguna obra es cambiar la grifería, y no solo por motivos estéticos, sino también funcionales. Los modelos más nuevos incluyen dispositivos de ahorro de agua y son mucho más duraderos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies