Considerada como el corazón del hogar, la cocina debe estar dispuesta de manera que favorezca el intercambio y la convivencia. Por ello, a esta estancia de la casa se le debe prestar especial atención, sobre todo en lo que se refiere a su composición en el espacio, su ambientación y su estética. Está claro que el estilo escandinavo responde a la perfección a estas expectativas, haciendo que la cocina sea a la vez moderna y original, infundiéndole un ambiente tranquilo y sereno.

Las particularidades de una cocina de estilo escandinavo

La cocina escandinava se distingue por ciertos factores propios.

una mirada limpia

Una cocina escandinava digna de ese nombre debe inspirar a los tranquilidad y suavidad. Para ello, debe mantener un lado natural y sobre todo refinado. Este diseño, que puede aprovechar contactando a un diseñador de cocinas, es conocido por crear una atmósfera minimalista, centrándose en particular en la limpieza del espacio. Como resultado, la cocina escandinava enfatiza las necesidades básicas. Se privilegian los accesorios y muebles funcionales para organizar mejor el espacio y mantener lo mínimo.

muebles ligeros

Los muebles ligeros son un elemento esencial en una cocina de estilo escandinavo. Le da al espacio un aspecto inmaculado. combinando autenticidad, delicadeza y frescura. Los taburetes para aperitivos dispuestos alrededor de la isla central de la habitación se encuentran entre los muebles ligeros que suelen encontrarse en una cocina escandinava. Estos deben tener un asiento suficientemente acolchado para garantizar un buen nivel de estética y comodidad. La mesa de la cocina también se invita a los muebles ligeros esenciales en una cocina escandinava. Ella es a menudo diseñado con madera blanca para adaptarse mejor a un diseño esencialmente nórdico, pero aún puede adaptarse a este estilo específico de decoración al estar hecho con polipropileno o cerámica.

Cocina

cocina moderna con espíritu escandinavo hecha por un diseñador de cocinas en Béziers, según los deseos del cliente

Buena iluminación

Además de su lado refinado que es una de sus especificidades, la cocina escandinava es conocida por ser lo suficientemente brillante. La iluminación debe estar bien cuidada para optimizar la visibilidad en la sala. Esta luminosidad que contribuye al confort general da a la cocina escandinava un aspecto más espacioso y puro. Para una mejor iluminación en la habitación, algunos confían en focos empotrados, mientras que otros prefieren candelabros o luces de techo. También es común ver en una cocina escandinava una combinación de diferentes tipos de iluminación para maximizar el brillo y variar los estilos.

Los materiales dominantes en una cocina escandinava

Para instalar en su cocina una atmósfera propia del diseño escandinavo, es necesario utilizar algunos materiales esenciales durante el desarrollo de la sala.

Madera

Este material atemporal es el elemento obligatorio a encontrar en una cocina escandinava. Su lado natural, tanto rústico como moderno, es la clave que determina el éxito de este tipo de diseño. La madera es muy apreciada en una cocina escandinava, porque permite establecer ese encanto crudo pero elegante que caracteriza la decoración nórdica. Dado que la cocina escandinava se basa en la durabilidad, el lugar de la madera en la habitación es aún más importante ya que el material es conocido por su excepcional robustez. Contribuye a la sensación de limpieza del espacio manteniendo una nueva apariencia a través del mantenimiento regular. La madera se invita a entrar en una cocina escandinava a través de muebles, encimeras u otros accesorios. Este material también se puede utilizar para vestir una fachada de la habitación para que se resalte un poco más el lado natural propio del estilo escandinavo.

Granito

Además de su increíble encanto, el granito tiene la capacidad de iluminar el interior. Estas dos características buscadas activamente en el estilo nórdico hacen del granito un elemento clave en una cocina escandinava. El granito sigue aportando a la estancia ese toque de pureza y suntuosidad que definen la decoración escandinava. Haciendo que la cocina sea más brillante con su tono claro, el material le da al interior una apariencia profunda y espaciosa. Esto crea un ambiente fresco y agradable que encaja a la perfección con el espíritu nórdico. En una cocina escandinava, el granito se suele utilizar para diseños de encimeras que puedes personalizar a tu gusto.

Vidrio

Es muy recomendable en una cocina escandinava por el toque de elegancia que aporta. Este material suntuoso hace que la habitación sea mucho más refinada y estética. En particular, ayuda a mantener la limpieza del espacio, ya que no absorbe líquidos ni suciedad y, por lo tanto, es difícil de manchar. Se presenta en varias formas y colores para adaptarse perfectamente a las exigencias del diseño nórdico. Otra de las razones por las que el vidrio es un elemento imprescindible en una cocina escandinava es que este material deja pasar la luz en lugar de absorberla. A diferencia de otros materiales, no oscurece la estancia, sino que ayuda a optimizar la iluminación. El vidrio también se prefiere en una cocina escandinava porque no propaga compuestos orgánicos volátiles, lo que mejora la calidad del aire interior. Para integrar este material en la estancia puedes, por ejemplo, instalar una mesa de cocina de cristal templado o estanterías de cristal para guardar las especias.

Cocina

¿Qué elementos decorativos en una cocina de estilo escandinavo?

Para ser considerada escandinava, la cocina debe estar equipado con accesorios decorativos que traerá belleza al interior sin dejar de ser práctico. Así, añadirás estilo a la estancia sin dejar de lado el aspecto funcional que es de suma importancia cuando se trata de diseño nórdico. Muchos objetos decorativos pueden encontrar su lugar en tu cocina para darle ese toque escandinavo tan buscado. Para resaltar un poco más el lado natural, puedes por ejemplo instalar bonitos jarrones en la habitación destinados a albergar plantas de interior. Las plantas elegidas deben ser estéticas, compactas y sobre todo fáciles de mantener. Hermosos frascos de vidrio se pueden exhibir en los estantes. Te servirán como elementos decorativos, pero también como recipiente para tus especias. Algunas velas escandinavas se pueden integrar en la habitación para trae un toque zen. Otros complementos decorativos como luces en forma de guirnaldas o lámparas de pie se pueden instalar en lugares estratégicos. Su objetivo será sublimar la estancia con su atractivo diseño o gracias a su iluminación. Para decorar la mesa en una cocina escandinava, se recomienda utilizar servilletas o manteles con motivos nórdicos claramente visibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies