Comprar ropa de cama de una marca francesa representa una inversión importante. Pero al final, esta decisión, no te arrepentirás, ya que podrás descubrir hermosos juegos de cama, sublimes sábanas y fundas nórdicas de notable calidad.

Si todavía estás dudando, descubra por qué probar la aventura con ropa de cama hecha en Francia.

Una gran inversión con ropa de cama duradera

Realza tu habitación con una marca excepcional es una inversión muy rentable. La fabricación francesa garantiza la obtención de artículos duraderos y resistentes.

Así, sobre los pasos de la máquina, seguirán conservando todo su brillo, sin frotar y sin debilitar el tejido.

A la larga, no tendrás que cambiar la ropa de cama durante un tiempo, lo que te ahorrará mucho dinero. En efecto, La ropa de cama fabricada en Francia tiene una vida útil que va mucho más allá de los artículos baratos.

Como resultado, podrá conservar sus fundas de sábanas, fundas de almohadas y otros juegos de cama durante varios años.

El placer de dormir en ropa de cama con fibras naturales

tejido-2607342_1280

Optar por la ropa de cama fabricada en Francia es la garantía de disfrutar de artículos fabricados con fibras 100% vegetales, lino o algodón. Salida, materiales sintéticos, poco transpirables, retentivos de malos olores y poco duraderos.

Los artículos fabricados con fibras naturales son más suaves, mucho más cómodos y tienen la ventaja de ser hipoalergénicos (caso de algodón). Además, su diseño único proporciona una perfecta protección frente a las variaciones de temperatura, tanto en verano como en invierno.

En términos de tejido, también tendrá la opción de diversidad. Mientras que el percal de algodón es apreciado por su excelente sensación de suavidad, el satén de algodón proporciona un bienestar intenso.

La franela es la imprescindible para mantener el calor durante el invierno. Para acurrucarse en ropa de cama excepcional, también hay prendas de lino o métis (mezcla de algodón y lino).

Ropa de cama con la certificación Origine France Garantie

francia-1936142_1280

La ropa de cama fabricada en Francia ofrece una excelente trazabilidad en cuanto al origen de los materiales. Estos se producen localmente y origen francés certificado garantizado.

Para obtener esta certificación, las marcas deben cumplir con reglas muy estrictas.

De este modo, está seguro del origen de los materiales y tiene una sólida garantía sobre la composición de los productos. Por ejemplo, si descubres un juego de cama con la marca 100% algodón, no tendrás motivos para dudarlo. En cambio, no ocurre lo mismo con determinados artículos importados del exterior que llevan marcas falsas.

Ropa de cama ética que respeta el medio ambiente y nuestra salud

tierra-67359_1280

Para preservar el medio ambiente, las marcas francesas apuestan por un enfoque ecológico. Para ello, apuestan por procesos de fabricación más responsables. Algunos fabricantes de ropa de cama utilizan algodón orgánico certificado, cultivado sin pesticidas, fertilizantes sintéticos, herbicidas, etc.

Por una buena razón, se sabe que estas sustancias son cancerígenas, irritantes o incluso disruptores endocrinos (PE). Y cuando la materia prima se procesa en la fábrica, no se blanquea con cloro u otras sustancias nocivas. Al final, obtenemos ropa de cama más sana, que no supone un riesgo para nuestra salud, pero también para el planeta.

WordPress:

amo cargando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies